ATLÈTIC CLUB ESCALDES 3 – FC PENYA ANDORRA 0

Con una temperatura ideal para la práctica del fútbol, el equipo saltaba al campo concienciado de la importancia de sumar tres puntos para continuar enganchados en la disputa de los puestos que dan acceso a las competiciones europeas.

Aprovechando la amplitud que ofrece el Estadio Nacional, Luís blanco apostaba por un centro del campo con jugadores de corte más técnico con el objetivo de hacerse con la posesión del balón. Sin embargo, durante la primera parte, debido a esa misma amplitud, el equipo se encontraba algo roto y le costaba aportar fluidez al juego a causa de la gran separación entre líneas.

Las imprecisiones en la salida de balón del FC Penya Andorra, hacían que el Atlètic dominase a base de calidad y combinaciones aisladas, más que por el juego colectivo. De esta manera, tras un córner a favor, se producía la jugada polémica del encuentro. Un defensor del Penya golpeaba el balón con la mano dentro del área, pero el colegiado no señalaba penalti.

En el minuto 14’, una potente arrancada desde el centro del campo de Gemelson Vieira provocaba una falta al borde del área. El encargado del lanzamiento sería Gastón Machado. El uruguayo, que esta semana cumplía años, la mandaba alto buscando el ángulo derecho de la portería rival, y ponía sobre aviso de cómo tenía intención de celebrar su 34 cumpleaños.

Salvo por algún córner aislado, el FC Penya Andorra no generaba ocasiones de peligro y el Atlètic seguía a lo suyo. En el minuto 24’, Moisés San Nicolás trataba de sorprender desde larga distancia. El rechazo del portero le caía a Gastón que remataba desviado lo que hasta el momento era la ocasión de gol más clara del partido. Diez minutos después, Adri Rodrigues sorprendía por la espalda de la defensa y cabeceaba alto prácticamente solo. Así se llegaba al final de los primeros cuarenta y cinco minutos.

En la reanudación, el equipo comenzó interpretando mucho mejor los espacios y juntando líneas. Esto provocó que el juego fuera mucho más fluído y la posesión de balón mucho más efectiva. En el minuto 49’, la lesión de Matías Rudler supuso la entrada de Borja Pimentel, lo que aportó frescura y movilidad arriba.

A punto de llegar a la hora de partido llegaría el primer gol. El árbitro señalaba falta en la zona izquierda del ataque del Atlètic. Muy próxima al vértice del área grande. El encargado del golpeo sería Gastón Machado, que de un disparo potente y tenso soplaba su primera vela y mandaba el balón al fondo de la portería.

La entrada de Nicolás Minutella por Luigi San Nicolás, y la anterior del español Borja Pimentel, estaban proporcionando oxígeno a un frente de ataque donde el chileno Jaime Grondona seguía como referencia. Recién cumplido el minuto 90’, tras un gran trabajo en la presión del quince argentino, este recuperaba el balón y pasaba a Borja, que viendo la llegada desde atrás de Gastón Machado, le cedía el balón para que el mediocentro charrúa pusiera la guinda de su particular pastel con un zapatazo desde fuera del área para llevar la tranquilidad al Estadio Nacional.

Con el 2-0 en el marcador el equipo no se conformó, y en el minuto 4’ del tiempo extra, Fabio Serra metía un pase en largo a la espalda de la defensa del Penya, que Borja Pimentel dejaba de cabeza para sumar su segunda asistencia y para que Jaime Grondona se estrenase en la liga andorrana rematando al primer toque de tiro cruzado.

Victoria muy importante para un equipo que sigue en crecimiento y que por segunda vez en la temporada deja la portería a cero.

REDES SOCIALES

UNA NOVA ERA

NEWSLETTER

SOM-HI ESCALDES!

Sigue la actualidad y entérate de todas las noticias relacionadas con el club.

ESCOLA

UNA NOVA BASE

¡Apúntate a la escuela base del AC Escaldes!
foto-base-web-2

NEWSLETTER

SOM-HI ESCALDES!

Sigue la actualidad y entérate de todas las noticias relacionadas con el club.

ESCOLA

UNA NOVA BASE

¡Apúntate a la escuela base del AC Escaldes!

UNA NOVA ERA

REDES SOCIALES

ACE-logo-sintetizado

Todos los derechos reservados 2021 | Copyright AC Escaldes